Avisar de contenido inadecuado

Si llega a descansar..., por Julián Montoro (Superdeporte)

{
}

Portada del Super.Impresionante

Si llega a descansar, seguramente estaría más fresco el miércoles para remontar ese duro partido con el Deportivo. Sin embargo, además de privarnos de la magia y el espectáculo en la definición de sus dos goles, quién sabe si a estas horas estaríamos hablando de un triunfo del Valencia CF en Sevilla, por más que fuera infinitamente superior a este Betis. Son las decisiones, difíciles y a menudo arriesgadas, que corresponden a un entrenador. A Quique le salió bien la primera parte de la jugada, el miércoles hay que rematar la faena en la Copa. Puestos a soñar, dos más de Villa y eliminatoria resuelta. Pues menos mal que no descansó…


Nada que reservar

Porque Quique, lo que se dice reservar, nada de nada. Mucho se estaba hablando de posibles rotaciones, pero lo puso todo sobre el campo, el mejor equipo posible en estos momentos, el mismo que casi con toda seguridad pondrá el miércoles en Mestalla. ¡Y vaya con el equipo! Primero mandando y después matando, como tiene que ser, sin dar opción al rival de poner a prueba el excelente momento de Cañizares, que es el de todos. Pase lo que pase en la Copa, esté dentro de tres días clasificado para semifinales o eliminado, las vibraciones de cara a la fase decisiva de la temporada no pueden ser mejores. Al equipo se le ve seguro y al entrenador también. Porque, además, el Valencia dio ayer la impresión de no pisar a fondo el acelerador, incluso de no querer destrozar a un rival que no le valía más que de aperitivo, al que pudo romper por los cuatro costados a poco que hubiera sido necesario forzar la máquina.

Valerón

Peor le fue la fiesta a Joaquín Caparrós, quien además de empatar en casa con el Mallorca, perdió a Valerón para el partido de Mestalla y para todo lo que resta de la temporada. Son las casualidades del fútbol. Éste sí estará pensando que quizá hubiera hecho bien en reservar ayer al canario.


El delantero ideal

Villa lo hizo todo tan bien y tan sencillo que el de hoy es día de elogio fácil. Hay delanteros que se desmarcan bien, otros hacen goles con facilidad, los hay que tienen capacidad para definir en diferentes situaciones y con las dos piernas, algunos no paran de correr y sacrificarse por el equipo. Está el delantero centro que es la primera pieza del sistema defensivo… Para gustos, colores. El delantero perfecto, ideal para cualquier entrenador, sería uno capaz de reunir todas estas cualidades y marcar al menos veinte goles por temporada. En estos momentos, en Europa lo más parecido que podemos encontrar a ese delantero perfecto puede ser David Villa.


El Barça sin Etoo

El Valencia está ahora donde debe estar, es decir, lo más arriba posible, recordando siempre al líder que no puede relajarse, que hay un equipo fuerte que viene apretando fuerte. El Barça no cede. Ni su fútbol es el de hace un par de meses ni gana los partidos con la misma facilidad de entonces, pero gana al fin y al cabo. Pero sin Etoo, el pinchazo se ve más cerca, llegará, y a partir de ahí quizá los nervios… Después vuelve la Champions League, la eliminatoria con el Chelsea… Sí, soñar es gratis. Mejor ser realista, pensar que ser segundo en esta Liga puede ser un resultado excelente. Para una cosa igual que para la otra, para los soñadores y también para los realistas, no hay que bajar los brazos y pensar que hay que estar ahí en el momento en que el líder dé muestras de flaqueza.

{
}
{
}

Deja tu comentario Si llega a descansar..., por Julián Montoro (Superdeporte)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre