Avisar de contenido inadecuado

El Valencia-Dépor, suspendido por agresión al árbitro auxiliar (Las Provincias)

{
}

El Valencia-Dépor, suspendido por agresión al árbitro auxiliar (Las Provincias)

De la alegría a la indignación. El Valencia acababa de marcar e igualar la eliminatoria, pero en la zona de la Grada de la Mar un desalmado decidió que no era momento de fijarse en el goleador Villa y sí en Egido Rozas, uno de los auxiliares al que alcanzó de un monedazo. La sangre brotaba de la ceja del ayudante de Megía Dávila y el árbitro no dudó en suspender el partido. Hasta el linier se acercó el médico del Valencia, Antonio Giner, pero no le dio tiempo a revisar la brecha, ya que el colegiado rápidamente se dirigió hacia el túnel de vestuarios señalando que el choque se había acabado. “¡Nos vamos!”, proclamó Megía Dávila. En un principio nadie sabía lo que iba a ocurrir, si había pitado el final de la primera parte, ya que se cumplía el minuto 45, o el partido se daba por finalizado. Tras unos minutos de incertidumbre en el túnel de vestuarios, con los jugadores de ambos equipos discutiendo, el colegiado decidió suspender el choque definitivamente. Voro, el delegado valencianista, accedió minutos antes al vestuario para intentar convencerle de que continuara el partido para evitar problemas con los aficionados, pero fue imposible. La decisión estaba tomada y ahora habrá que esperar a lo que dictamine hoy el Comité de Competición, que anoche anunció que se reuniría de urgencia para ver qué ocurre, cuándo continúa el choque y si Mestalla sufre alguna sanción. En caso de que así ocurra, el Valencia se expone, en el peor de los casos, a un cierre de su feudo durante cuatro partidos, lo que evitaría que los encuentros contra el Zaragoza, Barcelona, Getafe y Real Madrid los disputara el equipo ante su afición. Pero Soler no lo va a poner fácil. Anoche, el máximo mandatario blanquinegro ya anunció que han existido otros precedentes en los campos españoles, caso del Camp Nou, y todavía nada ha ocurrido, por lo que defenderá los intereses del Valencia hasta donde haga falta. Además, el presidente también dejó caer que la moneda pudo ser lanzada desde la zona que ocupaban los seguidores gallegos llegados hasta Valencia. Indignación en la calle Pero tras el lamentable espectáculo en el césped, la noticia se trasladó a la calle. Cuando el animador del Valencia, José Manuel Parra, anunció por megafonía que se suspendía el choque, los aficionados expresaron su indignación, aunque también censuraron que algún desalmado provocara el aplazamiento del partido. En torno a unas 5.000 personas se congregaron en la puerta cero de Mestalla, aunque tras unos cinco minutos de gritos e insultos contra el árbitro, el Deportivo y la Federación, decidieron disolverse expectantes por lo que ocurrirá. Y es que ambos equipos querían que continuara el choque. El presidente del Valencia, Juan Soler, señaló que el cuarto árbitro podría haber sustituido al auxiliar agredido y acabar la eliminatoria. El Dépor también intentó que se finiquitara el choque para evitar un nuevo viaje, aunque Patxi Dopico, vicepresidente del club gallego, anunció que aceptaban lo que había decidido el colegiado. Finalmente, los jugadores coruñeses salieron por una de las puertas que dan a la avenida de Aragón. Acompañados por miembros del cuerpo de seguridad, cruzaron el césped para evitar problemas con aficionados que pudieran estar en los alrededores de Mestalla.
{
}
{
}

Deja tu comentario El Valencia-Dépor, suspendido por agresión al árbitro auxiliar (Las Provincias)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre